Barras de cortinas: Argollas, Ojalillos y Riel

La barra de cortina es un elemento en decoración esencial e importante. Hoy en día en el mercado encontramos diversas propuestas en sistemas para el cubrimiento de ventanas, como lo son las cortinas enrollables, los paneles japoneses, estores, entre otros; sin embargo, nada tan bonito y completo como una buena caída de cortina. Es así que, para poder lograr una bonita caída, junto con un acabado impecable, la barra y los terminales juegan un rol muy importante. Así también, el tipo de cortina será la encargada de determinar el tipo de barra a utilizar.

A continuación, Indelar presenta tres modelos de barra tradicional con un diseño innovador.

SISTEMA DE ARGOLLAS:

También llamadas “Anillas”, es el sistema más usual. La confección de estas cortinas puede ser muy sencilla. Las argollas son colocadas en la barra. Estas argollas, las cuales pueden estar hechas en madera, aluminio y acero, presentan unas pequeñas armellas. Son en estas en las que irá colgada
la cortina mediante los ganchos tradicionales de cortina.

SISTEMA DE OJALILLOS:

También llamados “Ollaos”, son clásicos en el mercado. La confección es distinta a la de las argollas. A diferencia de estas, los ojalillos van insertados en la tela. Es decir, los ojalillos pasan a ser parte de la cortina. Estos pueden ser de madera, aluminio, bronce y acero, en diferentes tamaños, dependiendo del grosor de la barra. Por otro lado, debe de existir holgura entre ambas piezas para que la cortina se desplace sin dificultad.

SISTEMA DE RIEL:

Es el sistema más habitual y tradicional elegido para colgar una cortina clásica. Consiste de un carril, el cual va acompañado de ganchitos conocidos como “carritos”, en los cuales van colgados los ganchos de la cortina. Estos pueden abrir hacia un solo lado, derecha o izquierda, o pueden abrir por
la mitad. Este sistema pasa de ser un simple carril que se requiere ocultar por la falta de estética a una barra en donde todo el sistema queda oculto en su parte posterior. El terminal comparte la función de soporte y remate.

Estos tres sistemas logran que la cortina tenga una excelente caída, típica de una clásica y tradicional. Cabe recalcar que las caídas pueden ser recogidas. Si esto se requiere, cada colección cuenta con una diversa gama de alzapaños, los cuales van desde diseños más sencillos basados en los cordones con fijación a la pared, a otros diseños más refinados en los que el propio soporte recoge la cortina.

En Indelar contamos con estos tres sistemas tradicionales para cortinas, además de una diversa gama de diseños de terminales parabarras. Así también ofrecemos una amplia colección de telas para todo gusto.

Indelar, tu imaginación nuestro estilo.